Wetland

Wetland es un sencillo juego donde prima la percepción espacial y la lateralidad.  La historia de Wetland es simple: un grupo de ranas viven en una charca (o estanque) con multitud de nenúfares en donde tienen que alimentarse de moscas.

En realidad, tras esta ambientación, el juego tiene una mecánica de juego abstracto, pudiera tener cualquier otra temática. El mismo autor, Pablo Bella, nos contó que originalmente se trataba de un juego de “polis y ladrones” entre edificios.

Wetland2

A nosotros nos parece genial esta ambientación y la tratamos en clase investigando el “ecosistema mixto” donde viven estos simpáticos anfibios. Vemos un juego ideal para motivar-ampliar-reforzar-explorar cualquier tema relacionado con los animales o ecosistemas, incluso con la alimentación.

Objetivos pedagógicos:

  • Mejorar la concentración.
  • Comprobar problemas de lateralidad.
  • Mejorar la percepción espacial.
  • Búsqueda de estrategias mentales.
  • Identificar tipos de ecosistemas.
  • Mejorar la coordinación óculo-manual (motricidad gruesa)

Desempeño de las Competencias básicas o clave de LOMCE:

  • Comunicación lingüística: ampliación de vocabulario temático a un ecosistema concreto.
  • Competencia matemática: resolver problemas espaciales.
  • Competencia digital: jugar con aplicaciones móviles (hay una app).
  • Aprender a aprender: normas básicas del juego, relacionadas con el tratamiento de imágenes, realización de esquemas simples mentales, capacidades de elección propias o ajenas y valoración del aprendizaje como herramienta social.
  • Competencias sociales y cívicas:  adquirir normas de convivencia y reglas de juego.
  • Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor: conocimientos del mundo económico y valoración del entorno social y empresarial. Mejorar la competitividad.
  • Conciencia y expresiones culturales: conocimientos sobre la diversidad de ecosistemas.

Fichas

CÓMO JUGAR:

Ccada jugador tiene dos fichas de su color (una rana y una mosca)  y que empiezan en cada esquina opuesta del tablero. El objetivo es reunirlas en la misma casilla (en la misma hoja de nenúfar), para que la rana se coma a la mosca.

En nuestro turno tenemos que realizar dos acciones (mover o girar una loseta). Las fichas solo pueden mover a una hoja de nenúfar adyacente de nuestro propio color, pudiendo elegir si en nuestro turno movemos una ficha o hacemos girar una loseta para así poner al lado los nenúfares de nuestro color (hay que resaltar que las losetas solo pueden girarse en un único sentido cada una, indicado por una flecha en su centro).

Wetland-1

Podemos girar cualquier loseta del tablero, tanto para beneficiar nuestros movimientos o para perjudicar los del contrario, dificultando la misión.

 También podemos conseguir combos de movimientos si hacemos coincidir nuestra rana o mosca con otra rana o mosca, respectivamente, en la misma loseta, consiguiendo movimientos extra (claro que también para el propietario de la otra rana/mosca).

Dependiendo de la cantidad de participantes el tablero cambia. En clase o en casa recomiendo hacerlo con 2 o 4 jugadores. En los talleres de juegos siempre jugamos con 4. Aquí os dejo una foto encontrada en internet dónde se aprecia las distintas disposiciones:

Tableros según número de jugadores

En definitva, es un juego que siempre llevo a los talleres de juego debido a su fácil explicación y rápido aprendizaje. Recomendable 100% para trabajar con niños o disfrutar en casa.

  • Jugadores: 2-4
  • Duración: 10 minutos
  • Edad recomendada: A partir de 5 años
  • Distribuye: Dizemo
  • Autor: Pablo Bella

Versión para móviles y tablets:

http://fs01.androidpit.info/a/ec/83/wetland-board-game-ec83f4-h900.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *