Los 3 cerditos: construir

LOS TRES CERDITOS es un juego de Lauren Pouchain y Xavier Collette, editado en España por Devir Iberia (aunque en la caja podemos ver aún Homoludicus).

 

Lo primero que nos llama la atención es el original embalaje que tiene este juego de mesa. La caja imita un gran libro con un cuidado diseño tanto exterior como interior.

http://www.devir.es/wp-content/uploads/2015/09/3Cerditos.jpg

Algunas personas/niños que han visto el juego en la estantería de juegos lo ha podido confundir con un libro, con el cuento de los “Tres Cerditos”.

Interior

El objetivo del juego es, al igual que en la historia, construir casas. Los jugadores tendrán que asumir el papel de constructores, los cerditos del cuento. Los “cerditos” irán creando sus pequeñas casas con la ayuda de unos dados especiales… pero cuidado,el lobo y sus soplidos no andarán lejos.

 

La mecánica del juego es muy sencilla, se trata de la llamada toma de decisiones. Los jugadores tendrán oportunidad de construir casa/s con más o menos piezas y de mejor o peor calidad, seguir o no tirando dados, elegir qué casa destruir o finalizar, etc.

1

Según las indicaciones del editor el juego es de 2 a 5 jugadores, a partir de 7 años aunque lo hemos probado con alumnos de 5/6 años. Dura unos veinte minutos o incluso menos (según el número de jugadores).

 

Componentes:

5 dados especiales

1 ruleta de lobo

Componentes de casas

Cartas especiales

Cuento (alternativo) de Los 3 cerditos

 

¿Cómo se juega?

Al principio de la partida se separan las losetas de casas según material y parte de la casa. Se organizan de forma que todo el mundo pueda identificar bien las partes y los materiales.

 

Se elige el jugador inicial (puede ser el más pequeño). El jugador activo puede lanzar los dados hasta tres veces, quedándose cada vez con los dados que le interesen y tirando el resto o plantándose en cualquier momento. Mucho ojo, si sale la cara del lobo en un dado, ese dado no se podrá relanzar y si en la tirada total se acumulan 2 o más caras de lobo  el jugador activo no podrá seguir su turno ni construir. En ese momento se convierte en el lobo feroz y podrá destruir alguna casa que elija utilizando la ruleta. Para ello sopla la ruleta y destruye la parte correspondiente al material de la casa que eligió (de un competidor).

2

Para coger partes de la casa se necesitan tantos dados que muestren esa parte como caras de cerditos haya impresas en la parte derecha de la loseta.

Se puede construir casas de diferentes alturas añadiendo varias ventanas, pero sólo puede haber una puerta y un techo. Al colocar el tejado, la casa se considera terminada y ya no se le pueden añadir más partes.

Con esta  mecánica se van sucediendo los turnos, con los jugadores construyendo y derribando casas hasta que se termina la partida.

La partida termina cuando se terminan los montoncillos de partes de casa (el número de montones agotados coincidirá con el número de participantes en la partida)

3

Luego, cada jugador cuenta un punto por las caras de cerditos de cada parte de sus casas acabadas. Además, suma otro punto por casa terminada y por cada maceta que tenga (aparecen en ventanas y puertas). El que sume más puntos gana la partida.

 

 

PARTIDA AVANZADA

El juego trae unas cartas especiales (aún no las hemos podido usar) con las que cambia el sistema de puntuación. En lugar de contar un punto por casa construida y por maceta, gana 3 puntos extra el jugador con más casas construidas y otros 3 el que más macetas tenga.

6

Además, también gana 3 puntos el que haya construido la casa más alta y 2 el primero en construir una casa con puerta y ventana toda de paja, de madera o de ladrillo.

 

Enfoque didáctico:

Es un juego muy útil para explicar en clase los oficios, sectores económicos, el valor de los materiales, etc.

Es un juego genial para una animación a la lectura, podemos leer el clásico cuento o el que acompaña el juego y luego meternos de lleno en él… o al revés como nos pasó a nosotros: nos gustó tanto el juego que quisimos contar el juego a alumnos de otros cursos.

5

  • Mejorar la percepción espacial.
  • Buscar de estrategias mentales.
  • Mejorar la toma de decisiones.
  • Fortalece la unión de ideas.

 

Desempeño de las Competencias básicas o clave de LOMCE:

  • Comunicación lingüística: ampliación de vocabulario temático (materiales)
  • Competencia matemática: resolver problemas espaciales, recursos espaciales, combinatoria, etc.
  • Aprender a aprender: normas básicas del juego, relacionadas con el tratamiento de formas y colores, realización de esquemas simples mentales, capacidades de elección propias o ajenas y valoración del aprendizaje como herramienta social.
  • Competencias sociales y cívicas: adquirir normas de convivencia y reglas de juego.
  • Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor: conocimientos del mundo económico y valoración del entorno social y empresarial. Mejorar la competitividad.
  • Conciencia y expresiones culturales: Conocer los cuentos tradicionales y sus variaciones (Las tres cerditos)
4

Como siempre, una vez aprendida la mecánica del juego, los alumnos lo explican a otros compañeros.

  • Jugadores: 2-5
  • Duración: 20 minutos
  • Edad recomendada: A partir de 7 años (con5-6 adaptado)
  • Distribuye: Devir

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *